Basta un segundo

Son pocas las películas que describen un amor pasional y contenido como el que sienten los personajes de “In the mood for love” de Wong Kar Wai. Un amor callado que se pasea por las calles de Hong Kong pero que bien se podría pasear por la Gran Vía un sábado cualquiera. Unas manos que se rozan con timidez, sin mirarse,  una cena romántica, una charla sobre literatura en una habitación, unas lagrimas, un beso, una despedida…

 

El amor a veces consiste en esto. Y aunque no me imagino otro final, alguna vez me pregunto que hubiera sido de los protagonistas si en lugar de despedirse como lo hacen, se hubieran fundido en un abrazo sin fin y juntos hubieran desaparecido bajo la lluvia. Seguramente hubiera sido el principio de algo más que un idilio en blanco y negro, hubiera empezado otra película. Quizá una de esas de Woody Allen donde asistimos al desmoronamiento del amor, arrasado por la rutina y los problemas más prosaicos que atacan el día a día.

 

Deseando amar[1]

 

Soy de las que piensan que los abrazos no son como los besos pero casi… en esto me parezco a Isabel Coixet. Un abrazo en el metro puede cambiar el rumbo de una historia, tanto como un beso atropellado en un taxi puede ser el principio de otra.

 

 

Son muchos los abrazos de cine que se asoman a mi cabeza. Algunos con sabor a salitre y alcohol en playas desiertas, otros como el de Marlon Brando con su amante en el Último tango en Paris, mezcla de abrazo y baile entre perdedores, letanía sin horizonte: dos inconformistas en sincronía. Por no hablar de la película “The Artist”, cuando Peppy Miller en un momento de ensoñación, juega con la chaqueta de Georges Valentine colgada de un perchero, emulando un abrazo y él llega de repente. Y no hay lugar para las palabras, sólo para un cuerpo a cuerpo. Pero sobre todo me quedo con el abrazo tan tierno como desesperado de Clint Eastwood y Meryl Streep bajo los puentes de Madison. Soy una romántica, sí.

 

 

Los abrazos pueden ser el principio de todo o el final. Los abrazos llevan siempre un beso dentro, son una medicina sin receta y en estos tiempos que corren, todo un lujo. No hay recorte que pueda con ellos. Es tanta la energía que se intercambia cuando nos abrazamos que nos sentimos ligeros, como en una nube. El tiempo se detiene mientras tú pareces caminar de espaldas, ajena al mundo, como si miles de violines posasen su melodía sobre tu cabeza.

 

 

Son además una herramienta esencial en la curación, de verdad, mejoran no solo nuestro sistema inmunológico, también nuestra autoestima. Y es que aunque parezca algo sencillo, no es fácil darlos, quién lo hubiera dicho. Aprender a abrazar requiere tiempo, dedicación y muchas, muchas ganas. Y lo mejor de todo es que no importa equivocarse cuantas veces sea necesario. Al contrario, cuanto más te equivoques mejor irán saliendo. Poco a poco, sin forzarlos, sin miedo…una vez y otra.

 

 

Abrazos de al menos siete segundos que según los expertos es el tiempo que necesitan las neuronas para trasmitir las emociones al cerebro.  A veces basta menos, diría yo.  Basta un segundo para que las barreras se tambaleen y los sentimientos afloren, aún cuando la intención de las neuronas sean otras. Basta que una sonrisa  se pierda enredada en la mía y una canción cantada bajito ”…se adesso te ne vai…ti chiedo solo non voltarti mai…”, casi susurrante al oído, para darte cuenta que estás perdida, que algo sucede dentro de ti. Y toda esa tormenta, en menos de un segundo.

 

 

[Hace unos días, oí la noticia que una empresa aprovechando que era Navidad, se dedicaba a vender besos y abrazos con fines benéficos. Se podían comprar abrazos, “te quieros”, buena suerte, mimos, y otros sentimientos en sus tiendas. Todo por un módico precio y por una buena causa. Después de un curriculum con tantas emociones rotas, de tantas historias desperdiciadas como las mías,  estuve a punto de claudicar y llamarles: no estaría mal una dosis extra de cariño, comprar un puñado de “te quieros” y abrazos de encargo y guardarlos en frascos como quien colecciona sonrisas y besos trasnochados.]

 

 

___________________________

Foto: In the mood for love

 

 

 

Anuncios


Categorías:Momentos, Pensamientos, Recuerdos, Sueños

Etiquetas:, , , ,

24 respuestas

  1. Yo creo que un abrazo es más que un besos y que da mucha ternura. Ese anucio que vistes que se vendían, abrazos y besos , más vale que hicieran meno negocios y repartieran cariño sin cambio a nada. Yo te dejo un gran abrazo, con mucho cariño

  2. Ho letto con molta attenzione la tua descrizione riferita ai vari film che ci hanno descritto l’amore. Sì, i film citati sono senz’altro degni di nota sia per il cast e sia per la tramma interpretata. Può darsi anche che durante le riprese non si sia trattato solo di finzione scenica, qualcge volta succede.

    Ritengo, però, che nonostante tutto, ad un ottimo film sia senz’altro preferibile viverla una storia d’amore anche se priva di lustrini, di luci e di sontuosi palazzi.

    Personalmente quella che ricordo con maggiore nostalgia è stata quella vissuta la notte di capodanno di tanti anni fa con una sconosciuta turista tedesca in un rifugio di alta montagna a 2.400m di quota. Indimenticabile!!! Come se fosse stata la notte scorsa!!!

    Ciao. Un abbraccio da Osv.romantico.

    • La mia storia sentimentale é piena di abbracci, qualcuno piú belli che quelli dei film citati.
      Non dimenticheró mai, un abbraccio nella metro, molto tempo fa… Figurati… mi ricordo di piú del’ abbraccio che di lui. Poco tempo dopo, lui ha deciso di scomparire…
      Cosí é la mia vita… A volte sembra un film di Woody Allen!!

      Baci ed abbracci caro Osv.

  3. Querida Manu,
    Hoy nos hablas de un tema que me encanta; los abrazos.
    ¿Sabes? Cuando me encuentro con un amigo, con una persona a la que quiero, siempre, siempre, le regalo un abrazo. Cuando veo que alguien sufre o se siente triste no puedo evitar envolverlo en mis brazos.
    Me gusta ese cuerpo a cuerpo entre dos personas que se aman o se estiman.
    Aunque también me he dado cuenta de que, a veces, les desconcierta mi abrazo, pero en el siguiente encuentro me lo reclaman como si fuera una actitud que va unida a mí.
    Creo que a casi todos nos gusta que nos abracen, que invadan ese espacio vital con los buenos deseos.
    Ah! Y si ese abrazo es de esa persona con la que hemos decidido vivir… entonces…
    Un beso muy grande, preciosa…

  4. basta un secondo lo guardi negli occhi e ne sei innamorata 🙂 buona serata

  5. Nada mejor que un abrazo para sentirnos protegidos y amados.
    Feliz fin de semana.

  6. Los abrazos sinceros son adictivos, ¿verdad? Te quedarías ahí indefinidamente, recibiendo y repartiendo bienestar, pero tienes razón: nos cuesta abrazarnos.
    Recibe uno bien grande!

  7. Has dicho por la Gran Via… estás aquí al lado…? ains…

    “Soy de las que piensan que los abrazos no son como los besos pero casi…” Y sí, confirmo públicamente que se te nota romántica y eso es realmente precioso…

    Me encantan los abrazos largos, primero esa sonrisa de alegría al abrir los brazos, esos segundos de apretar con ganas, de fundir sensaciones, de sentir, para intercambiar algo más que muy buenas vibraciones… si, lo confieso, me gustan los abrazos largos…

    Hay quien no aguanta esos siete segundos y los hay que cuando superamos esa cifra, nos embarga la emoción…

    Hace ahora casi un año por esta fechas cerca de plaza Catalunya había un grupo de gente que repartía abrazos a los transeuntes… tomé dos con todo el placer del mundo…

    Un abrazo de los de 9,58 segundos, tiempo más que suficiente para igualar el récord del mundo de los cien metros lisos… tiempo más que suficiente para disfrutar de ello…

    Un beso de los de… ya sabes, de los de quien supo ganarle a la liebre…

  8. Creo que un abrazo sincero es como medicina para el alma.
    Me ha encantado tu entrada.
    Un besote y un fuerte abrazo.

  9. Algunas personas dán abrazos tan reconfortantes, que te llegan a abarcar el alma con los brazos, y llenan mucho más que algunos besos vacíos. Gran entrada!
    Un abrazo 😉

  10. vengo a darte un abrazo muy grande besos

  11. Qué lindo post! Delicioso de leer junto con un tecito caliente 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: