Marilyn Monroe

Siempre tarde.

  Anochece Madrid envuelto en una vibrante marea de luces, como intentado llamar aún más mi atención. Y esa atención se centra ahora en los pliegues de mi vestido rojo y, compulsivamente, en el reloj y en la cita retrasada…. Leer más ›