Flores, la exposición de Almodóvar y Jorge Galindo

Flores, solo flores gigantes y jarrones. Muchos jarrones. Esa es la clave, flores que bailen, flores que vuelen. Sin consignas. Rosa, verde, amarillo. Algún rojo. Almodóvar adora los colores, sobre todo el rojo, pero aquí no se atreve. Dice que le intimida, casi tanto como el negro que le impone respeto. En sus películas colorea los suelos, las paredes, el vestuario de sus personajes. Sin reconocerlo es un pintor de imágenes, pero enfrentarse al lienzo es distinto, ese desparpajo que le caracteriza se transforma en inseguridad. “En casa había memorizado algunos trozos de cuadros de Basquiat y de Hockney, pero cuando llegué al estudio me di cuenta de que esas búsquedas eran ingenuas y absolutamente inútiles”, explica el director.

 

No es esta una colaboración improvisada, en realidad ya se había iniciado antes cuando le pidió a Galindo, el dibujo que el albañil realiza sobre un saco de cemento en la película Dolor y Gloria. Almodóvar y Jorge Galindo son dos artistas que se admiran, traspasar esa línea imaginaria que separa el cine de la pintura no fue una ocurrencia, sino una necesidad. El arte es una constante en sus películas, siempre ha sido así desde que Almodóvar irrumpió en la escena con Pepi, Luci y Boom, contando siempre con la presencia de artistas en sus historias como Ceesepe, Carlos Berlanga o Fabio MacNamara, sin cuya colaboración no hubiéramos asistido a ese mundo propio que constituye su seña de identidad.

 

Jorge Galindo empezó a pintar sin estudio, directamente en las calles, quería enriquecer la realidad aportando su visión particular de un Madrid que en los ochenta con la movida irrumpía con una luz particular. Sus obras son de gran tamaño, vallas publicitarias, imágenes dotadas de movimiento como si la vida fuera una película abstracta en tecnicolor. No es casualidad que uno de sus más importantes trabajos viniera de la mano de un pintor cartelista de los que pintaba los carteles de los cines de la Gran Vía en los años 60 y 70. A partir de entonces, a contracorriente, alejado de las modas, su única obsesión es crear obras gigantes en las que el espectador se involucre, traspase el lienzo y se adentre como Alicia en ese mundo lleno de magia que es el suyo.

 

Su universo son las flores. Reconoce que siempre le interesaron casi tanto como la pintura, flores impuras, las mismas flores que Georgia O’Keeffe pintó sin descanso, la atracción por la sexualidad que se esconde en los órganos sexuales de las plantas, una obsesión que también Almodóvar comparte y ya puso de manifiesto en sus fotos de bodegones. “Huyendo del tedio de la última Semana Santa cogí un vaso de cristal, puse dentro una flor y le hice una foto, y después otra y el tedio cedió ante una inesperada emoción”, reconoció en una entrevista. Rosas marchitas, manzanas, naturalezas muertas, verdaderos bodegones sobre la mesa de su cocina que fotografiaría con su Iphone y que constituirían después la base sobre la que se cimienta esta exposición.

 

“La culpa de todo esto es de él, me llamó porque había visto mis fotografías de bodegones en la galería Marlborough y me dijo que quería agrandarlas para que las transformáramos en pintura”, cuenta Almodóvar el día de la presentación. “Fui a verle para, básicamente, decirle que no a la propuesta de pintar. Al llegar al estudio y ver todos esos lienzos extendidos por el suelo preparados para recibir la pintura, Galindo me contagió su entusiasmo”. Este sería el principio de cinco meses de trabajo, en el que manos, y brazos, también el cuerpo se convertiría en pinceles, chorros de pintura, brochazos, sin apenas palabras; verdes, amarillos, rosas, como si Pollock hubiera renacido y con ellos colorease tendido en el suelo un lienzo mágico y todo con un único objetivo, convertir las flores, en una pantalla de cine gigante desde la que asomarnos como haríamos en cualquiera de sus películas. (Publicado en FronteraD)

 

 

 

Tabacalera. La Principal 22 de noviembre de 2019 a 26 de enero de 2020 C/ Embajadores 51, Madrid.



Categorías:Actualidad, Momentos

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: