El baño caliente

58273_464299543633167_766710978_n

 

“Debe de haber unas cuantas cosas que un baño caliente no puede curar, pero yo conozco muchas; siempre que estoy triste hasta morir o tan nerviosa que no puedo dormir, o enamorada de alguien a quien no veré en una semana, me deprimo, pero sólo hasta el punto que me digo: “Tomaré un baño caliente”. Medito en el baño. El agua tiene que estar bien caliente, tan caliente que apenas se soporte el poner el pie dentro. Entonces uno se desliza suavemente hasta que el agua le llega al cuello.”

 

«Ci saranno senz’altro cose che un bel bagno caldo non riesce a curare, ma io non ne conosco molte. Ogni volta che sono triste all’idea della morte, o così nervosa da non riuscire a dormire, o disperata perché non vedrò l’uomo che amo per una settimana, naturalmente entro in crisi, ma poi, prima di toccare il fondo, mi dico: “Adesso mi faccio un bel bagno caldo”. Nella vasca, medito. Bisogna che l’acqua sia proprio bollente, cosí bollente che quasi non resisti a metterci dentro il piede. Poi ti immergi, un centímetro per volta, finché l’acqua non ti arriva al collo.”

 

— Sylvia Plath, La campana di vetro

 

Anuncios


Categorías:Momentos, Uncategorized

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: