¡Bang!, ¡Bang!

Después de varias semanas soñando con procedimientos tributarios y declaraciones censales, hacerlo con un Henry Fonda millonario en la cubierta de un barco, es algo que me devuelve la tranquilidad y me recuerda que las vacaciones están a punto de empezar.

 

Mi atuendo veraniego me delata, y mi escote también. Y no debería, hay cosas que no hacen sino barruntar el peligro que se avecina y no precisamente mi vestimenta, mucho menos mi escote. Me refiero a esa Barbara Stanwyck, amenazante, que desde sus tacones sin fin me mira inquisitiva dispuesta a atacar a su presa.

 

De nada sirve distraer su atención apurando mi bebida de un trago como si también fuera yo una femme fatale y el barco el escenario de un film de Preston Sturges. No, ni siquiera consigo así templar los nervios. La torpeza, esa que me caracteriza en los momentos clave, no hace sino delatarme. Lo único que consigo es aturullarme aún más y que mi bolso termine cayendo al suelo y con él todas mis cosas, todas desparramadas incluida la polvera y mi libreta nueva; todo por el suelo, también mi consabido despiste cómo no.

 

La suerte como en una partida de cartas está echada, o eso parece. Se diría que mi presencia le inquieta. Con su pulsera asida al tobillo y su característico contoneo la veo acercarse con cara de pocas amigas y no precisamente para ayudarme con el desaguisado. Al contrario, en medio de mi aturullamiento, y aún a riesgo de parecer una timorata, poco puedo hacer sino dejar el estropicio a medio recoger, agarrar mi polvera y alejarme deprisa sin causar más revuelo. Y es que la presa soy yo,  ¿qué os pensabais?

 

Las mujeres somos así, somos implacables cuando vemos peligrar nuestra posición de privilegio y más si de hombres se trata. Henry Fonda es un trofeo demasiado apetecible para ser compartido: millonario y guapo, ya lo sé. Mejor despertarse y dejar que la película siga su curso y yo el mío. Demasiada aventura para una noche como ésta, me temo… Aunque bien mirado y antes de seguir con mis procedimientos tributarios, creo que seguiré el consejo de Tallón y me buscaré un amante de verdad: decidido. ¿Sabéis si Pirlo está libre?

LadyEve8

___________________
Foto: Henry Fonda y Barbara Stanwyck (Las tres noches de Eva)

Anuncios


Categorías:Momentos, Pensamientos

Etiquetas:, , , ,

10 respuestas

  1. che fatica tradurre! ti mando questa la conosci?

  2. Pirlo,libre? No me resulta…
    Veo que estas en plena revolución mental , y lista para viajar, hablando figurativamente …
    Con tus relatos se viaja mucho, sabes?
    Gracias por estas entradas!

  3. Yo te diría cuatro cosas… sólo cuatro, ya sabes, pero me temo que tienes el listón tan alto y yo que soy torpote de nacimiento, no puedo con las alturas…

    Tu preguntas por Pirlo y yo pensando en Monica B… si es que ni en eso nos ponemos de acuerdo… Todo el fin de semana esperándote entre el Rastro y la Gran Via… entre el Paseo del Prado y…

    Es cierto lo que dice la Chica de San Fermo ( que en alta estima tengo…) con tus relatos se viaja mucho..!

    Y hablando de viajes… un beso de esos de los impacientes y de los de ya he puesto en marcha el mio y como aquel muñeco al que se le da cuerda… esto ya no lo para nadie…

    Nas Noches Guapi.

  4. En el próximo sueño a la Stanwyck la quitas de en medio, si es preciso, le das un bolsazo que la deje aturdida y así te quedaría Henry Fonda para ti solita, porque él no deja de preguntar por ti 🙂
    Besitos viajeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: