La vida a destiempo.

 Created by Readiris, Copyright IRIS 2009

Nunca pensé que la aventura llegara tan lejos. Por un momento, me sentí sofocada. La ventana abierta no dejaba adivinar el frio que se intuía fuera en la calle. Me desabroché un botón de la blusa y respiré hondo. Que la vida a veces empieza demasiado pronto o a destiempo, es algo que todo el mundo sabe. Y aunque tarde, era justo ahora, a punto de embarcarme en este viaje imposible, cuando me daba cuenta.

 

Dejé el libro abierto sobre la mesilla sin conseguir leer una sola línea y miré el correo nuevamente. Necesitaba confirmar lo que ya sabía: debía presentarme en los próximos días en la sede de la Mars One para lo que sería la última etapa del proceso de selección, seis meses de nuevas pruebas en aquel angosto zaguán de Ámsterdam incomunicada del mundo.

 

Unas horas antes me había despedido sin mucha convicción de mis padres, del resto de la familia lo había hecho las semanas previas. En el fondo daban por hecho que volvería pronto, nadie en su sano juicio me imaginaría surcando el espacio lejos de mis cosas y con una escafandra en la cabeza.

 

Aun así, me habían preparado una gran fiesta. Como quien va al patíbulo y se desliza por sus últimas horas de vida, me agasajaron con mi comida preferida y con el mejor vino, traído de Italia que era mi favorito. Hasta me habían hecho regalos; una bufanda mi madre por si pasaba frio en la estación interespacial, un álbum de fotos mi hermana por si, viendo sus caras felices, conseguía reunir el valor que siempre me ha faltado. Incluso mi sobrino, me había hecho un dibujo vestida de astronauta para que llevara conmigo. (Leer texto completo en Vozed)

________________
Ilustración: Carlos Dzul

Anuncios


Categorías:Futuro, Momentos

Etiquetas:, , ,

12 respuestas

  1. Hay otros mundos… pero están en éste. Como siempre genial…

  2. ma tu eri nata quando trasmettevano il telefilm?

  3. Mujer, qué te habías hecho? Me da gusto leerte!

  4. Ciao. Felice di averti ritrovata! Buona serata, buona domenica ed un abbraccio amichevole. Osv.

  5. Nunca sabemos el rumbo que toman las aventuras, siempre inesperados por más planeado que sea.
    Hace mucho que no pasaba, pero ahora si estaré más seguido aquí.

    Mil besos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: